¿Qué es un Seguro de Comunidad?

Se entiende por comunidad de vecinos al conjunto de propietarios que residen en un bloque o edificio de viviendas o bien en una comunidad de vecinos con zonas comunes como pueden ser jardines, piscinas, o parques infantiles.

En primer lugar la garantía de un seguro de comunidad es necesaria, para todos los propietarios de una residencia de este tipo pues no tendrán que afrontar las temidas “derramas” ya que tendrán unas prestaciones que se encargarán de todos los desperfectos o reparaciones que el inmueble pudiera necesitar.

Viviendo en una sociedad individualista en la que no tenemos en cuenta las necesidades y prioridades de nuestro vecino anteponiendo ante todo las nuestras propias se puede hacer imposible la convivencia vecinal. De no contar con un seguro de comunidades se pueden dar problemas entre los propietarios por las cosas más pequeñas (el desprendimiento de una baldosa en el hall del edificio, o la rotura del pomo de la puerta de la calle). El seguro de comunidades es por tanto una garantía adicional de tranquilidad para aquellos que residan en una comunidad de vecinos. Se puede definir este seguro de comunidades como aquel por el cual se garantizan los riesgos habituales a los cuales se enfrentan los bienes inmuebles tales como incendios, inundaciones o posibles catástrofes naturales que quedarían por tanto cubiertas por el pago de las primas que a prorrata pagarían los vecinos.

Actualmente, sin embargo las garantías del seguro de comunidades no se quedan en la simple cobertura por incendio o inundación, de manera que al igual que la forma de vida cambia, pudiéndose encontrar hoy día diferentes formas de comunidades vecinales, los seguros de comunidades se adaptan. Así pueden cubrir adicionalmente sucesos tales como los robos en las zonas comunes (por ejemplo el robo de un coche en el garaje de la comunidad o un robo en los trasteros).

Como ya habrá deducido, esta modalidad de seguro, es realmente importante ya que presenta todas las coberturas más indicadas para garantizar su bienestar y calidad de vida a un precio además irrisorio pues, dado que la prima del seguro se divide entre todos los vecinos y este pasa casi desapercibido.

Es también algo muy destacable el que este seguro no supone un coste elevado para su tomador puesto que su prima se divide entre los vecinos que incluirían su coste dentro de los gastos de la comunidad por lo que supone por lo general un coste imperceptible.